Bebe

37 Semanas de Embarazo

Por  | 

¡Felicidades has llegado a las 37 semanas de embarazo! Muy pronto serás Madre, en esta etapa las mujeres comienzan a contar los días, las horas y los minutos, pues están muy ansiosas por cargar en sus brazos a su pequeño bebé, los padres por otro lado están más impacientes que las madres, ambos tendrán mucho tiempo acumulado sin dormir bien y aunque ya todo esté listo para el recibimiento, los nervios están a flor de piel.

Aunque puede que ya te sientas preparada para dar a luz en cualquier momento los doctores en su paciencia infinita consideran que aun te faltan dos largas semanas para la fecha del alumbramiento y en parte tienen razón, pues en estas semanas restantes el bebé necesita desarrollar su cerebro y sus pulmones completamente, por lo cual si planeas una cesaría el doctor esperará hasta el último momento para llevarla a cabo, a menos que exista alguna otra razón para operarte antes.

Desarrollo del Bebé a las 37 semanas de embarazo.

Quizás no puedas creer lo grande que está tu pequeña criaturita, el promedio de altura alcanza los 50 centímetros, mientras que su peso ya ronda los 3 kilos, cosa que seguramente ya intuías pues tus caderas y espalda se quejan de ello constantemente.

Por otro lado el bebé ya está completamente formado y bien desarrollado, excepto su cerebro y sus pulmones que han entrado en su última etapa de crecimiento y desarrollo, esto se debe a que los bebes en el líquido amniótico aun no respiran como lo hacemos nosotros, de hecho lo hacen como unos pescaditos en el agua, de modo que su capacidad para respirar se desarrolla en último lugar.

A las 37 semanas de embarazo se puede saber que aspecto tendrá el bebé al nacer, algo que sorprende mucho a los padres es el cabello, pues aunque algunos tengan una melenita considerablemente tupida, otros sólo cuentan con una superficie de vello, cuyo color algunas veces resulta diferente al de los padres, así que no te asustes una vez que nazca, dos personas de cabello negro podrían tener un bebe con el cabello rubio, o dos rubios contar con un bebé pelirrojo, más tarde podrás notar su color real.

37 semanas de embarazo

Cambios en la Madre a las 37 semanas de embarazo.

Los doctores hacen revisiones semanales durante el último mes de embarazo para asegurarse de la madre no sufra de preclamsia, una enfermedad que afecta al 5% de las mujeres embarazadas, y que puede afectar tu salud y la del bebé.

Para detectar signos de preclamsia tu doctor analiza tu presión arterial para comprobar que no sea demasiado alta, exceso de proteínas en la orina, o que tus manos, pies y rostro no se vean muy inflamados, pues ya con estos tres elementos se conoce si la madre sufre de preclamsia y es necesario inducir el parto antes de tiempo, pero no te asustes, siempre y cuando la detecten a tiempo la preclamsia no debería ocasionar ningún daño, así que no te saltes tus consultas.

Entre los cambios físicos que experimentas en esta etapa es una hinchazón regular en las piernas, por lo cual es muy beneficioso usar faldas largas o pantalones de tela suave que no te aprieten, trata de descansar todo lo que puedas durante el día, relájate y no le exijas demasiado a tu cuerpo.

Por otro lado las incomodidades de siempre se presentaran cada vez más molestas, aunque si te dan dolores de cabeza muy fuerte, visión borrosa o dolores insoportables en el vientre, no dudes en llamar a tu medico inmediatamente.

El insomnio será normal, pues durante la noche el bebé se encuentra muy activo y es posible ya hayas comenzado o empieces a sentir ligeras contracciones que son bastante incomodas, tan molestas que podrían engañarte y hacerte creer que has entrado en trabajo de parto, no es raro ver en el hospital a mujeres con 37 semanas de embarazo exigiendo ver a su médico tan solo por una falsa alarma.

Una forma de saber si el parto está cerca es observando el fluido vaginal, las claras muestras de que ya estas botando el tapón mucoso que sella el útero, el fluido vaginal será en mayor cantidad y tendrá una textura sumamente pegajosa de color rosado o con rastros de sangre.

Si presentas hemorragias o la clara perdida del líquido de la fuente, llama inmediatamente a tu médico y dirígete al hospital.

1 Comentario

  1. Pingback: Cómo acondicionar tu casa para la llegada del bebe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *