Belleza

6 beneficios del agua de mar para tu piel

Por  | 

Sumergirnos en agua salada es una actividad perfecta para relajarnos y divertirnos en cualquier época del año. Además puede convertirse en nuestro mejor secreto de belleza durante las vacaciones.

El agua del mar no sólo nos brinda buen ánimo y sensación de bienestar, sino que también repercute positivamente en el aspecto de nuestra piel. Si es lo que buscas, también podrías aprovechar los beneficios de la avena y obtener mejores resultados.

En este artículo te contamos acerca de los beneficios del agua del mar, para que te des un chapuzón sin pensarlo dos veces. ¡No te despegues!

Posee oligoelementos

Los oligoelementos son componentes químicos esenciales para el correcto funcionamiento del organismo y se adquieren a través de la alimentación.

El mar posee casi la misma cantidad de oligoelementos que nuestro plasma sanguíneo (zinc, sodio, hierro, magnesio, potasio, etc.).

Por esta razón, ayuda a que nuestra piel reciba más fácilmente estos componentes y se muestre mucho más luminosa y radiante.

Contiene sustancias antioxidantes

El agua del mar incrementa en los tejidos las sustancias antioxidantes.

Los antioxidantes son moléculas que se encargan de ralentizar el envejecimiento de las células y a su vez, reducir potencialmente el riesgo de padecer enfermedades.

Cuando estamos sumergidos en el mar, estas sustancias se encargan de frenar y evitar el deterioro prematuro de la piel a causa de los radicales libres.

Si buscas aumentar la ingesta de antioxidantes, las manzanas son una excelente fuente de ellos, además de estar en la lista de los 50 alimentos que son súper saludables de Nutrición Sin Más.

Fortalece músculos

Por si no te habías dado cuenta, el darse un chapuzón además de ser divertido, puede contar como un tipo de actividad física.

Incluso, hay quienes deciden caminar a través del agua, trotar o hacer ejercicios donde requieran realizar esfuerzos para movilizarse.

Los músculos de los brazos, hombros, piernas, espalda, pecho y abdomen, debido a la presión que ejercen las olas en el cuerpo y los movimientos que realizamos para esquivarlas, pueden verse tonificados.

 

Poros mas limpios

El agua de mar activa la circulación sanguínea cuando estamos sumergidas en ella.

De esta forma los poros dérmicos se limpian y respiran adecuadamente, haciendo que la piel recupere su humedad natural.

Despídete de la celulitis

La celulitis es el principal enemigo y problema estético de todas las mujeres.

Una de sus principales causas es la retención de líquido, pero también puede ser por deficiencias en la circulación, poca actividad física (sedentarismo) y en muchos otros casos, la genética

Sin embargo, existen diversos tratamientos naturales que la previenen y atenúan en gran medida.

El agua del mar es uno de ellos, gracias a su alto contenido de minerales que penetran a través de los poros.

Los minerales contribuyen a que el metabolismo reabsorba eficientemente los residuos y sustancias adiposas, para luego eliminarlos a través de la orina.

Talasoterapia

La talasoterapia se trata de un método que utiliza no sólo el agua de mar, sino sus componentes también, las algas, plancton, fango y barro.

Entre sus principales beneficios tenemos que: combate la flacidez, ya que las algas contienen proteínas y vitamina E, que penetran la piel y activan la producción de colágeno y elastina.

También tonifica los músculos, ya que con la presión controlada de los chorros de agua, se realizan hidromasajes que colaboran con la firmeza de los mismos.

Reduce medidas gracias a la aplicación de envolturas de fango que provienen de las profundidades del mar, éstas tienen un efecto térmico en la piel que permiten la eliminación de células muertas, grasa y toxinas a través del sudor.

Por último, mejora la elasticidad al sumergirse en una piscina con agua de mar climatizada a 37°, donde las fibras dérmicas absorben las proteínas necesarias para mantener la flexibilidad y resistencia de la piel.

La playa, además de ofrecernos los beneficios del mar, nos brinda también los de sus otros protagonistas: el sol y la arena.

Siempre y cuando lo tomes con moderación y te apliques un buen protector, el sol mejora enfermedades dérmicas, broncea tu piel, te ayudará a disimular las estrías y a disminuir brotes y manchas del acné.

Por otra parte, la próxima vez que decidas ir a la playa, guarda un poco de arena en una bolsita plástica y combínala con un poco de crema corporal para que exfolies tu cuerpo una vez por semana.

Embellecerse con agua salada no es un mito, es una realidad y tú puedes conseguirlo aprovechando todos los beneficios que te ofrece.

En el mar… ¡la piel es más hermosa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *