Bebe

Cómo acondicionar tu casa para la llegada del bebe

Por  | 

Cuando llega un nuevo miembro a la familia, siempre hay muchas emociones y sentimientos de felicidad, y es tanto que muchas veces no sabemos por dónde comenzar. Sin embargo, con el fin de evitar situaciones de estrés, las cuales no son convenientes para el futuro bebé, es importante tener ciertas cosas preparadas antes de su llegada.

Ten presente que, una vez que el nuevo integrante de la familia, tu vida, tu núcleo familiar, y también tu casa, darán un giro de 180°. Por lo tanto, con el fin de estar más relajada, y poder disfrutar plenamente del momento de la llegada del bebé, se recomienda, resolver previamente asuntos que requieren de atención, lo cual incluye modificaciones, o ciertos detalles, en tu vivienda. Se recomienda además, que todo esté preparado unos tres meses antes que llegue el bebé.

A continuación, queremos mostrarte una serie de aspectos para que consideres al momento de acondicionar tu casa para la espera del futuro bebé:

  • Es importante que realices una limpieza con suficiente profundidad. Para realizar esta labor resulta útil si pides a otra persona que te ayude, especialmente si debes utilizar químicos, removedores de grasa, entre otros.
  • Quien te ayude debe también aspirar las alfombras, si las posees, y desinfectar la casa lo más que se pueda, y esto incluye a los gabinetes del baño, e incluso de la cocina.
  • Las mascotas, si las posees, deben estar lejos del área en la cual estará el bebé, especialmente de la cuna. Debes hacer que tus pequeños acompañantes se acostumbren a las nuevas reglas y espacios para dormir y estar.
  • Te recomendamos la compra de una silla mecedora, puesto que te será útil, en las madrugadas especialmente, para dormir al bebé y también podrás sentirte relajada, al momento de amamantar.
  • Crea un espacio dedicado exclusivamente para colocar los juguetes, así como una pequeña mesa para comer, en un lugar apropiado en el cual no sea un tropiezo.
  • Aleja cualquier objeto susceptible de romperse, de la habitación del futuro bebé.
  • Ten preparada la cuna con antelación.
  • Coloca en tu habitación una pequeña cunita portátil adicional, para que el bebé pueda dormir durante las noches, sin necesidad de hacerlo en tu cama.
  • Prepara un pequeño baño, exclusivo para el bebé.
  • Recuerda que pasará muchas horas en su habitación, por eso es importante que le hagas una decoración especial.
  • Ten presente que en la habitación del bebe debe estar dispuesta una mesa pequeña para cambiar pañales. Así la tarea será mucho más fácil cuando no tengas que hacerlo en la cama.
  • Cercana a la mesa para cambiar pañales, ten cerca toallitas, cremas, así como los pañales del bebé.
  • Créale un armario especial a tu bebé, en el cual puedas organizar toda su ropa en distintas gavetas, y puedas clasificarlas por tamaño, o según la ocasión para la cual pretendas utilizarlo, por ejemplo, salir a pasear, o su ropa para dormir, para jugar, entre otros.
  • Los enchufes eléctricos deben tener protectores. ¡Todos!
  • Recuerda comprar una papelera para desechar los pañales del bebé.
  • Prepárate para cuando el futuro bebe comience a caminar. Para ello, debes colocar pequeños portones de seguridad en los lugares de mayor riesgo, como por ejemplo las escaleras, para impedir que el bebe caiga una vez que inicie a dar sus primeros pasos.
  • Compra detergente hipo alergénico, pues, antes de preparar su cuna, debes lavar toda su ropa con este detergente especial. Y así con su ropita, e incluso con las cortinas.
  • Recuerda que en toda tu casa, sobre todo en la habitación del bebe, lo ideal es que no haya polvo. Asegúrate de limpiar bien todas las superficies con un paño húmedo.
  • Puedes prescindir de los muebles que no sean necesarios, o estén en desuso, pues ahora necesitarás de mayor espacio para que no haya obstáculos, especialmente cuando el bebé empiece a caminar.
  • En cuanto a la decoración de la habitación del bebe, si necesitas empapelar, o pintar, esto tendrás que hacerlo con meses de antelación con el propósito que la habitación quede ventilada y los olores no afecten al bebé.
  • Recuerda mantener buena iluminación en la habitación del bebé, la luz natural es importante que entre, sin embargo, coloca persianas para evitar que la temperatura aumente demasiado.
  • No incorpores a su habitación elementos o muebles innecesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *