Cuidado de la piel

Como tener una piel perfecta naturalmente

Por:   | 

Una piel sana es el reflejo de una buena salud y uno de los signos más importantes de belleza. Como tener una piel perfecta a pesar del paso del tiempo, los efectos del sol, una alimentación desequilibrada y el estrés es un reto que podemos conseguir para mejorar su aspecto.

¿Cómo mejorar el aspecto de la piel?

Normalmente, gastamos mucho dinero en los tratamientos de belleza, en cremas y en cosméticos de grandes marcas. Pero os aseguramos que con unos sencillos remedios caseros podemos ayudaros.

Hoy vamos a descubrir cómo tener una piel estupenda. Seguro que os va a gustar.

1. La piel es muy sensible, cuidado con los tratamientos

piel-muy-sensibleSolemos gastar mucho dinero para comprar cremas cosméticas que, lejos de ayudar, son nocivas para el equilibrio de la piel.

Conviene leer siempre la composición de los productos que se aplican, y evitar sobre todo las lociones limpiadoras demasiado ácidas, porque secan la piel.

Se deben intentar comprar cremas lo más naturales posibles, sin productos químicos.

2. La importancia de exfoliar la piel

La exfoliación de la piel debe formar parte de la rutina de belleza, por eso se deben eliminar las células muertas para que la piel pueda regenerarse.

La depuración de la epidermis es tan importante como la depuración de los riñones o del hígado, por ejemplo.

Un medio sencillo para exfoliar la piel consiste en utilizar avena, durante la ducha y a razón de todos los días. Se aplican sobre la esponja tres cucharadas de copos de avena. Luego, cuando la piel está húmeda, se realiza un masaje profundo sobre toda la piel para reactivarla y exfoliarla.

El café también es un excelente exfoliante. Para beneficiarse de sus propiedades, se puede utilizar el café preparado de la mañana, se pone en una taza, y se añaden 20 ml de aceite esencial de almendra. Se mezcla todo bien, y se aplica sobre la piel a la hora de darse una ducha.

Con ayuda de una esponja, se realiza un masaje circular sobre la piel. Si esto se realiza todos los días, obtendréis una piel más lisa y luminosa.

Para el rostro, se puede preparar un excelente exfoliante con una cucharada de miel, dos almendras molidas y algunas gotas de zumo de limón. Se aplica sobre la cara con los dedos, haciendo un pequeño masaje circular. Después, basta con enjuagar con agua fría. Los resultados son excelentes.

3. Una mejor alimentación

Existen deliciosos jugos naturales que pueden ayudar a recuperar una piel más sana, más joven y más luminosa. Estos remedios sencillos pueden consumirse a diario, porque además de cuidar la piel, aportan vitaminas y minerales excelentes para todo el organismo.

El zumo de zanahoria y manzana: Excelente para comenzar el día. Para prepararlo, serán necesarias dos zanahorias y una manzana verde. Se limpian bien, pero no se pelan, porque su piel contiene más nutrientes beneficiosos para la piel. Se mezclan bien y se añade un vaso de agua.

El zumo de fresas, de pepino y de limón: Este sabroso zumo rico en antioxidantes hidrata la piel aportando todos los nutrientes esenciales que necesita a diario. Se cogen 10 fresas y un pepino pequeño, se lavan bien y se mezclan con un vaso de agua. Si se añaden algunos hielos, se obtiene una bebida refrescante ideal para tomar a media tarde.

No cabe duda de que una buena alimentación, sana y equilibrada, no sólo favorece el buen funcionamiento de todo el organismo, sino que tiene unos resultados visibles sobre el conjunto de la piel del cuerpo y del rostro en particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.