Hijos

Dinámica familiar: Buenos hábitos para sus hijos

Por:   | 

¿Qué madre no quiere enseñar buenos hábitos a sus hijos?¿Qué madre no desea que sus hijos desarrollen sus valores positivos?, no existe madre en la tierra que no desee una buena educación para sus hijos y la mejor manera de conseguirlo es comenzar con dar buen ejemplo y tener una buena dinámica familiar.

Al igual que una esponja adsorbe el agua, la mente de los niños capta y aprende todo lo que ve y es muy importante para ellos que su patrón a seguir, que son sus padres, al menos delante de ellos y en sus primeros años se comporten de la manera más correctamente posible. Somos una pieza clave en el desarrollo de la personalidad en nuestros pequeñines y lo primero que debemos enseñarles es buen comportamiento acompañado de una dinámica familiar natural, alegre, espontanea que refuerce sus valores y actitudes positivas.

Lo que nos ofrece el mundo

Nuestro mundo nos ofrece grandes cosas, más por desgracia si miramos a nuestro alrededor veremos niños muy mal educados y por lo general también sus padres son maleducados. De hecho ya conocemos el famoso refrán ”De tal palo, tal astilla”. Si no queremos que nuestros hijos se contagien de la mala onda de estos tiempos, nunca debemos de olvidar, usar delante de ellos “Por favor” y “Gracias”. Y es algo dentro de la dinámica familiar que es una clave básica, el respeto hacia los demás.

No lleves tus problemas a tu hijo

Es un error muy usual por parte de los padres, un clásico que se nos escapa en algún momento de nuestra vida. Nos referimos a hablar mal de las personas con las que no simpatizamos, problemas laborales o de otra índole delante de ellos.

Por el contrario si tomamos la dinámica familiar de tratar los problemas con la mayor discreción delante de nuestros hijos y tratamos con amabilidad incluso con los que no simpatizamos, inculcaremos uno de los mejores valores en nuestros hijos.

Higienemadre-hija-lavando-dientes

No todos los padres inculcan correctamente el hábito de la higiene en sus hijos y esto es muy importante. Una buena relación con nuestro cuerpo es fundamental y dice mucho de nuestra estabilidad psicológica. A nuestros hijos debemos enseñarles con mucha paciencia la importancia de sus dientes, lo necesario que es lavarse, peinarse y ducharse.

Imagina que tu hijo siempre te ve despeinada que sales a la calle y no te arreglas un poco o no te aseas correctamente. Tu hijo repetirá los que vea en mamá y en papá, algo muy básico que por desgracia muchos niños no tienen.

Compresión y compasión

Tu hijo quiere ser comprendido y nosotros tenemos que preocuparnos por llegar a comprender lo que siente, piensa y su forma de actuar. Es de vital importancia que tu hijo no sean fríos e indolentes frente a las necesidades de los demás, y que se vea reflejado en que nos ponemos en su lugar, en el lugar ajeno, de este modo le inculcaremos el valor de la compasión.

dinamic-familiar

El dinero es útil pero no es todo

Son muchos los padres que les crean estos malos hábitos y les gusta que sus hijos se pavoneen de lo caro que son sus juguetes, ropa o el coche de su papa. Mejor en vez de crear “pequeños monstruitos” enseñarles una virtud como música, pintura o un buen deporte. Que aprendan un arte ayudará a que el niño conecte mejor con sus padres y con la sociedad. Aprenderá que las cosas necesitan de tiempo, paciencia y te mostrará sus logros y avances, de los cuales tu disfrutarás si lugar a dudas.

Respetar la vida

El respeto a la vida, a la naturaleza, es algo que le ayudará a ser constructivo y no destructivo. Los paseos en la naturaleza con sus hijos, el respeto a los animales y el entorno. Los niños que se crían respetando el entorno natural, son mas respetuosos y amables con sus semejantes.

La virtud de Negar

Los padres que le dan todas las chucherías que el niño quiere y cuando las quiere, crean niños impacientes y caprichosos. Debemos incorporar a nuestra dinámica familiar la virtud de decir “No” y premiar lo que merezca premio.

En la dinámica familiar es muy difícil encontrar el equilibrio y no es cuestión de ser un tirano pero tampoco indulgente con el delito. Si de verdad amamos a nuestros pequeñines, la mejor manera de educarlos es educarnos a nosotros mismos, convertirnos en mejores personas y transmitir esto a nuestros hijos.

1 Comentario

  1. Pingback: Musica para dormir bebes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.