Familia

Familias felices: conoce sus trucos

Por  | 

Si quieres ser una de esas familias felices con la que siempre soñaste, te vamos a mostrar a continuación como conseguir un ambiente relajado y disfrutar de la familia con algunos consejos prácticos. Estos sencillos trucos te ayudarán a fortalecer la relación con tus seres queridos de una manera práctica y sencilla a la vez :

En la toma de decisiones siéntate la lado de tu pareja

Aunque suene un poco raro, no es ninguna tontería, ya que varios estudios científicos han demostrado que las personas que se sientan una al lado de la otra, tienden a colaborarle más y mejor a su pareja, que las que adoptan posiciones como diagonales o de frente.

Ambiente cálido en el hogar

El ambiente también influye de manera decisiva en nuestra psiquis y sistema nervioso. Una luz acogedora que no sea demasiado fuerte y agresiva provoca que la familia y la gente que esté en tu hogar se sienta más relajada y con más seguridad. Al crear un ambiente más intimo también las conversaciones y relaciones se tornan más tranquilas.

familias felices

Comunicación familiar

Un rasgo de las familias felices es que los niños son más resistentes al estrés y al nerviosismo. No dejes de lado a tus niños en los asuntos de familia, puesto que los niños que saben más acerca de los éxitos y fracasos de sus parientes son más resistentes a las cosas de la vida. Hay veces que los padres aíslan demasiado a los hijos de los problemas familiares y esto no siempre es beneficioso para los niños.

Busquen un lugar acogedor para hablar

Un reciente estudio que se dio en Estados Unidos ha demostrado algo muy interesante que aplican las familias felices. Cuando se tratan asuntos con la familia hacerle en lugares cómodos y no a la ligera en cualquier sitio. Se ha demostrado que las personas son más flexibles cuando se sientan en superficies confortables como cojines un sofá u otros similares. Busca sillas con cojines o un lugar cómodo donde poder tratar los asuntos de familia y pareja…no te arrepentirás.

Nunca desestimes la ayuda de una abuela

Estudios de antropología realizados indican que los abuelos son un gran apoyo para las familias y donde hay una abuela que ayuda en la crianza de los niños, la mama se estresa menos. Los niños también salen beneficiados, ya que se adaptan mejor a las circunstancias que los niños que no tienen convivencia con sus abuelas.

¿Que sucedió de bueno?¿Que sucedió de malo?

Cuando las familias se reúnen a la hora de cenar, antes cada miembro cuenta que le sucedió de positivo y que le sucedió de negativo, que paso a lo largo del día, que hizo o que le aconteció.

Lo cierto es que está demostrado por científicos de renombre que cuando los niños escuchan a sus padres y a también a sus hermanos contar los sucesos y altibajos que tuvieron en el día desarrollan más amor, empatía y sentimiento de solidaridad hacia su seres queridos con los que conviven.

Las familias felices no son rígidas

La vida no se trata de rigidez sino de ser flexible, lo rígido se rompe fácilmente y no aguanta bien los temporales, mientras que lo flexible al igual que una palmera soporta hasta un huracán.

En lo cotidiano usa las mejores estrategias para ser por ejemplo puntuales a la mañana o para cualquier tipo de disciplina. Usa tu imaginación, la diversión y el humor son básicos para obtener los mejores resultados.

familia unida

No señales los errores sino las posibles victorias

Las familias felices saben manejar a sus hijos con tacto y diplomacia, sin convertir a sus hijos en unos competidores obsesivos de medallas de honor. Por ejemplo después de un partido de fútbol, si la cosa ha ido mal no le recalques el error mejor di : ”Esta vez no has marcado un gol, pero se que no te rindes fácilmente”.

Señales de molestia o impaciencia

Un curioso experimento científico en parejas de Indiana, llego a la conclusión de que los esposos que arquean las cejas y fruncen el ceño o la nariz mientras discuten crean mayor tensión. Es un punto curioso este de los gestos ya que está demostrado que los gestos de enojo o impaciencia, suscitan mayor tensión, mayor ira y uno de los peores es la mirada altiva y mover los ojos hacia los lados.

Las parejas felices no usan “tú”

No uses siempre “tú esto, tú lo otro”mejor hablar en plural como “Tenemos que ser más comunicativos”. El plural resuelve muchas peleas e incluye a los dos en cuanto a las responsabilidades que tienen que afrontar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *