Remedios naturales

Infusión medicinal de pepitas de sandía para purificar los riñones

Por  | 

Conocemos todos los grandes beneficios de la sandía, tan nutritiva y refrescante, que es una fruta indispensable durante el verano. Sin embargo, estamos acostumbrados a quitarle las pepitas e incluso a comprarla en el mercado sin pepitas, con el fin de que no molesten a la hora de comerla.

Pero ¿sabíais que en estos pequeños tesoros de la naturaleza se esconden increíbles beneficios para la salud?

Consumidas en su justa medida y gracias a una de cocción adecuada, la infusión medicinal de pepitas de sandía es un remedio maravilloso para purificar los riñones y reforzarlos.

Los beneficios de las pepitas de sandía

Esta fruta de temporada es un complemento ideal en los periodos estivales. Es muy apropiada para hidratarse, remineralizarse y beneficiarse de sus antioxidantes y de sus propiedades diuréticas.

Sin embargo, es frecuente quitar las pepitas, porque son molestas y no estamos habituados a consumirlas. Pero esto hace que dejemos de lado sus increíbles beneficios para la salud que ahora vamos a detallar.

Las semillas de sandía, un buen laxante

La mayoría de las pepitas presentes en las frutas actúan como laxante suaves, ideales para favorecer el tránsito intestinal. Pero no es la misma cosa comer pequeños granos presentes en las fresas que los que se esconden en las sandías. Los de las sandías son muy grandes, lo que provoca que mucha gente que conocen sus virtudes interesantes las conserven para preparar después una infusión, y así combatir el estreñimiento. Para esto son muy eficaces.

Las pepitas purifican el organismo y cuidan de los riñones

La infusión medicinal de pepitas de sandía es conocida desde la Antigüedad como un remedio eficaz para purificar los riñones y disolver los cálculos renales. Presentan una potente acción diurética, muy eficaz para purificar el organismo, eliminar las toxinas acumuladas y optimizar el funcionamiento de los riñones para que se puedan eliminar estos materiales que terminan por formar cálculos o piedras.

También conviene decir que la infusión de pepitas de sandía ayuda a regular la hipertensión, algo básico que permite mantener los riñones en buena salud.

pepitas de sandia

Las pepitas de sandía son muy energéticas

Es una pena que cuando se quitan las pepitas de la sandía, se pierdan todos sus beneficios. No conviene olvidar que las pepitas son muy nutritivas. Estas pepitas de color oscuro son ricas en licopeno, un tipo de antioxidante muy potente que también se encuentra en los tomates. Además presentan un alto contenido en magnesio y en zinc.

Las pepitas de sandía tienen un bajo nivel en calorías. Sin embargo son muy energéticas y adaptadas a los estados de convalecencia o de fragilidad. Hablamos de un remedio ideal para esos días en los que nos levantamos cansados.

La infusión de pepitas de sandía es muy fácil de preparar. Esta infusión medicinal está indicada para todas las personas que presentan problemas renales e infecciones frecuentes en el tracto urinario.

Ingredientes

  • 40 gramos de pepitas de sandía,
  • un litro de agua,
  • 150 gramos de sandía cortada en trozos.

Preparación

La primera cosa que se debe hacer es hervir el litro de agua. Mientras tanto se machacan 40 gramos de pepitas de sandía utilizando un mortero para que la cocción sea todavía más eficaz.

Una vez que las pepitas están machacadas, se añade agua caliente y se dejan cocer durante media hora. Una vez listo, se apaga el fuego y se deja reposar durante una hora, hasta que la mezcla se enfríe. Después se filtra el contenido y se separan las pepitas del agua medicinal.

Después se filtra la sandía y cuando está lista, se mezcla con el agua en la que se ha preparado la infusión de las pepitas. Conviene reservarla en la nevera dentro de una botella de cristal para que no se estropee.

Esta infusión conviene beberla a temperatura ambiente. La primera taza se debe beber en ayunas y las siguientes, media hora después de las comidas. Este tratamiento conviene realizarlo durante dos días seguidos cada semana. Hasta que se vean los resultados.

Es importante no añadir azúcar. Si necesitáis un producto endulzante, se puede añadir una cucharada de miel. Este tratamiento es posible realizarlo durante el verano, pero también se pueden encontrar pepitas de sandía durante todo el año en tiendas especializadas, porque sus virtudes son bien conocidas.

No conviene tomar nunca más de 40 gramos de pepitas de sandía. Lo más adecuado es tomarlas en infusión, y nunca consumirlas de forma natural, dado que no son digestivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *