Pareja

Mi vida en pareja no es como yo esperaba

Por:   | 

Hoy en día ya no es como cuando nuestros padres y abuelos eran jóvenes. Las parejas ya no aguantan tanto tiempo juntas y ese cuento de hadas al que estábamos acostumbradas ya no se parece a las historias que nuestras madres nos contaba de pequeñas. La vida en pareja ha pasado a otro ámbito y los modelos de familia ya no son biparentales, donde un niño es criado por su padre y por su madre.

Mi vida: el matrimonio es un mito

Las parejas ya no esperan con tanto anhelo ese día especial en que ellas se visten de blanco y ellos las esperan al pie del altar. Antes no se vivía juntos hasta ese momento y por tanto, las parejas esperaban todo mucho más. Quizás este sea uno de los motivos por los que han aumentado los lugares a los que acudir para realizar terapia de pareja. Y, ¿qué es eso?

Pues bien, se trata de una solución previa a la disolución de la pareja. Como ambas partes aceptan que tienen problemas. Se llega a la determinación de que lo mejor es acudir a recibir una atención especializada como matrimonio. De manera, que si esto no ayuda a que la pareja salga a flote, pues se dará carpetazo al asunto de manera rápida y mitigando el dolor en compañía de un profesional. Este es un medio para poder tener desde un punto externo el nivel de compatibilidad de la pareja y encontrar herramientas que pueden ayudar a la conciliación de ideas y posible recuperación de la pareja para no llegar a preguntarese “que he hecho con mi vida

mi vida matrimonial

¿Qué dicen las estadísticas?

Según las estadísticas barajadas, tres de cada cuatro parejas solucionan sus problemas a través de una terapia de pareja. Aunque esto no siempre es un camino de rosas, pues algunos de ellos han de pasar por un periodo de tiempo de hasta 3 o 4 años. Por ello, este tipo de Solución debe ser consensuada entre ambos miembros del matrimonio, donde los dos adquieren el compromiso de poner todo de su parte para alcanzar el fin deseado por los dos. No se trata de algo sencillo, pero nadie dijo que fuera fácil tener pareja.

¿Cuando se debe acudir a terapia de pareja?

Los especialistas recomiendan que ante los primeros signos de desavenencias que provoquen discusiones se debe acudir a terapia. Se debe hacer de manera libre y consensuada con la pareja. Además, cuando se acuda es muy importante intentar hacerlo con la mente abierta y los oídos preparados para escuchar con atención. Se debe profundizar en cada de una las palabras que se vayan diciendo, ya que la solución pasa por escuchar al otro y tomar la parte positiva de su reacción. Ambos miembros de la pareja deben estar en sintonía para tratar de hablar y resolver los problemas de la manera más cordial posible. Siempre en pro de la sinceridad y de llegar a un punto común sobre el que poder basar la relación de pareja.

Es necesario pensar en lo que sería mi vida si no hubiera llegado al matrimonio y los cambios que se han producido desde ese momento. De ahí que se utilice la terapia de parejas como método en la toma de decisiones para reconstruir o finalizar la relación. De hecho, 4 de cada 5 parejas descubren si tienen diferencias salvables o no para su matrimonio o relación.

mi vida en terapia de pareja

Ejercicios para la terapia de pareja

Para que este método funcione se pueden realizar ejercicios que vaya haciendo rebrotar los sentimientos que unieron todo de inicio. Algunos podrían ser los siguientes: rememorar aquellos momentos que se vivieron en conjunto y forjaron el amor, realizar ronda de preguntas donde se puedan averiguar cosas buenas del otro desde el punto de vista de la pareja, encontrar momentos de intimidad para tener ese rato común de pareja haciendo actividades que le puedan gustar a ambos miembros de la pareja.

Es muy probable que en algunos casos se haya llegado ya a la situación de que en la pareja no se puede encontrar una solución, por lo que es recomendable pasar por este tipo de terapia en el momento en que se comience a ver la inestabilidad. El matrimonio siempre es fuente de problemas para las parejas, pero a veces la falta de dedicación y tiempo son el mayor de los problemas. De ahí que con tan solo una consulta se podría localizar dicho foco, con tan sencilla solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.