Pareja

¿Cómo saber si debo acudir al divorcio?

Por  | 

Se elige a la persona que se quiere, se decide construir con ella un proyecto de futuro, se comparten momentos de vida y al final uno decide casarse. Pero un día, nos damos cuenta que la relación no es la misma, las disputas son permanentes, no existe comunicación, o, simplemente no se siente más amor hacia esa persona. No se trata de una sola razón la que lleva al divorcio, sino un conjunto de variado.

Actualmente, el número de divorcios aumenta, y normalmente, es la única solución para no entrar en conflicto con la persona que ha sido vuestra pareja y con quien habéis vivido tantas cosas. Si tenéis hijos, debéis saber que ven todo lo que ocurre en el seno de la familia. No os esforcéis y en vivir una relación que no funciona para ellos, porque, en lugar de protegerlos, les vais a hacer vivir el conflicto. Ahora proponemos algunos consejos para saber si debéis divorciaros.

Búsqueda de soluciones

Antes de tomar una decisión, debéis garantizar el haber buscado todos los medios posibles para mejorar la situación. La comunicación es una de las bases de toda relación. Si no lo habéis hecho, debéis discutir con vuestra pareja lo que ocurre e intentar resolver los problemas, ofreciendo cambios y adoptando una nueva actitud. Si ya habéis pasado por esta etapa y que nada ha cambiado, debéis comenzar a evaluar la opción del divorcio.

Los sentimientos han cambiado

Si sentís que ya no hay amor entre la pareja, la solución más sana es la separación. Se puede intentar salvar una relación cuando los problemas son de otro carácter, pero cuando el amor se ha marchado, debéis dejarlo partir y dar un paso hacia adelante.

Disputas destructivas

Si las disputas son recurrentes y que durante estas no existe respeto, inflexibilidad por las dos partes, incapacidad para ponerse en el lugar del otro, entonces algo no funciona. Si habéis hablado del tema y que, a pesar de todo, el ambiente durante las disputas sigue siendo el mismo, debéis pensar en alejaros de esta situación. La falta de respeto no conduce más que a la separación.

Falta de creatividad

Normalmente, la rutina cotidiana conduce al abandono de uno mismo y de la atención hacia la otra persona. Es importante que la pareja sea creativa para nutrir el amor que se siente. Esto conviene hacerlo todos los días. En cualquier caso, si la rutina os han invadido y que no sentís el deseo de cambiarla o intentar nuevas cosas, o que ya las habéis intentado, la relación se encuentra en crisis y puede ser difícil salir de ella.

Caracteres incompatibles

Muchas veces, es difícil soportar el carácter de la otra persona más allá del amor que se siente. Las disputas pueden residir en las reacciones y no en los hechos.

La imposibilidad de superar los problemas del otro. Normalmente, los problemas externos de la pareja entran en la relación, como por ejemplo los problemas en el trabajo. Frecuentemente estas situaciones externas a la pareja provocan disputas y si esto se manifiesta permanentemente, puede usar la relación.

acudir al divorcio

Falta de respeto

Si la relación se caracteriza por agresiones constantes por parte de uno o de los dos miembros de la pareja, por situaciones que generan un clima tenso, se debe actuar enseguida. Una infidelidad puede haber sido cometida por uno de los miembros de la pareja, al igual que la mentira en varias ocasiones sobre situaciones determinadas. Todas estas situaciones son nocivas y tóxicas. Normalmente, la solución en este caso es el divorcio. Es necesario favorecer un entorno sano, y todavía más si hay niños por medio.

Celos y aislamiento

Si alguno de los dos es excesivamente celoso en situaciones injustificadas y que transmitís este sentimiento a vuestro cónyuge, también le transmitís una cierta desconfianza. La confianza se construye con el tiempo y los celos irracionales lo destruyen en un instante. Es posible que intente aislaros del entorno para controlarlo mejor. En este caso, no solamente debéis separados en cuanto sea posible, sino buscar igualmente algo de ayuda.

La familia también lo vive

Se debe tomar la decisión por los niños, ellos viven al igual que vosotros esta situación todos los días. No dejéis que crezcan en un clima tenso, cargado de disputas que terminarán aceptando con el tiempo.

1 Comentario

  1. Pingback: Las 6 causas de las parejas infelices

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *