Fitness

Tipos de abdominales: ¿Clásicos o isométricos?

Por  | 

A todo el mundo le gusta lucir tipín y más cuando se acerca el verano. Los ejercicios abdominales ayudan a tonificar y fortalecer las paredes abdominales. Sin embargo es importante saber que para eso es necesario poner fin a la capa de grasa que se ha acumulado en la parte abdominal, llamada grasa central. Además es importante tener en cuenta que los diferentes tipos de abdominales no son para ser practicados diariamente, ya que se puede terminar provocando lesiones indeseadas.

Beneficios de los abdominales

Los abdominales, aparte de tonificar y fortalecer, son muy aconsejables para disminuir el hinchazón abdominal, ya que sirven para eliminar las toxinas y las grasas, así como el exceso de líquido en el cuerpo. Con los músculos del abdomen tonificados, el intestino hará mejor su trabajo y evitaremos problemas estreñimiento.

Ayudan a prevenir los dolores de espalda, aun que con mucho cuidado para no empeorar el problema. Mejora la postura corporal, y evita la flacidez.

Los tipos de abdominales están diseñados para trabajar diferentes partes del vientre, que está dividido básicamente en dos partes: la parte frontal, formada por un solo músculo (el recto del abdomen) y la parte lateral, compuesta por tres estratos de músculos (oblicuo externo, oblicuo interno y músculo transversal). Lo bueno es que existen varias rutinas que puede ser seguidas, ya sea en el gimnasio o en casa.

Conoce los diferentes tipos de abdominales

Abdominales tradicionales: Son los abdominales que trabajan sólo esa parte. Debes acostarte boca arriba, apoyando los pies en el suelo y flexionando las rodillas . También los puedes hacer con las piernas estiradas, elevadas o descansando en un banco. Las manos van detrás de la cabeza, ligeramente. Flexionas haciendo presión con los músculos del estómago lo más alto posible, manteniendo la zona lumbar apoyada en el suelo o colchoneta.

abdominales tradicionales

Abdominales con cuerda o banda: Debes arrodillarte debajo de una polea con una cuerda o banda. Sujeta con las dos manos y tira hacia abajo, detrás el cuello, hasta que las manos se acerquen a la barbilla. Luego flexiona las caderas y permite que ese peso enderece tu espalda. Inclina un poco el cuerpo hacia adelante para contraer los músculos. Tira de los codos hacia afuera. Mantén inmóviles las caderas y mantén la tensión todo el tiempo.

Abdominales con torsión: Estos abdominales sirven para trabajar los oblicuos, es decir, los de los laterales del cuerpo. Túmbate boca arriba, dobla las rodillas y apoya los pies en el suelo. Las manos detrás de la cabeza. Levántate como si fueras a hacer un abdominal estándar pero al llegar arriba gira el torso hacia la derecha. Baja y repite hacia la izquierda. Recuerda siempre dejar abiertos los codos.

tipos de abdominales clasicos

Abdominales isométricos

Otra opción son los ejercicios isométricos. Esta es una rutina de entrenamiento que consiste en generar tensión muscular, sin que exista movimiento del músculo que se estimula. El más fácil es estar con piernas elevadas con flexión de rodillas a 90º, para después aumentar la dificultad estirando las piernas al frente y luego colocando un balón medicinal como sobrecarga. Es fundamental que actives el abdomen llevando el ombligo hacia la espalda y mantengas los lumbares en contacto con el suelo en todo momento.

tipos de abdominales isometricos

Imágenes: dreamstime

1 Comentario

  1. Pingback: Los ejercicios anaerobicos para quemar grasas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *